La Palma Areca (también llamada Palmera Bambú) es comúnmente conocida por su uso en interiores. 

La razón es que vive feliz en interiores sin necesidad de sol directo. Además, los cuidados necesarios para mantenerla en las mejores condiciones, son mínimos.

Tips cuidados:

Luz: la Areca puede soportar ubicaciones donde reciba incidencia directa de los rayos solares, pero se desarrollará mejor en ambientes luminosos donde el sol intenso no le dé directamente. 

Temperatura: esta palmera es una planta proveniente de ambientes tropicales, así que lo ideal es que se mantenga en un rango de temperaturas por encima de los 15 ºC. De hecho, su temperatura óptima es de entre 18 ºC y 25 ºC.También requiere de una humedad ambiental ligeramente alta, ya que transpira una gran cantidad de agua por sus hojas. Si notas que las puntas de sus hojas se vuelven marrones, es que la Areca necesita de más humedad, con lo que deberías pulverizar algo de agua sobre sus hojas un par de veces al día en los meses cálidos.

Sustrato o tierra: lo más importante es que cuente con un buen drenaje.

Riego: cada 2 o 3 días en los meses cálidos, y cada 10-15 días en los meses fríos

PLANTA PALMERA ARECA

$3.500
Sin stock
PLANTA PALMERA ARECA $3.500

La Palma Areca (también llamada Palmera Bambú) es comúnmente conocida por su uso en interiores. 

La razón es que vive feliz en interiores sin necesidad de sol directo. Además, los cuidados necesarios para mantenerla en las mejores condiciones, son mínimos.

Tips cuidados:

Luz: la Areca puede soportar ubicaciones donde reciba incidencia directa de los rayos solares, pero se desarrollará mejor en ambientes luminosos donde el sol intenso no le dé directamente. 

Temperatura: esta palmera es una planta proveniente de ambientes tropicales, así que lo ideal es que se mantenga en un rango de temperaturas por encima de los 15 ºC. De hecho, su temperatura óptima es de entre 18 ºC y 25 ºC.También requiere de una humedad ambiental ligeramente alta, ya que transpira una gran cantidad de agua por sus hojas. Si notas que las puntas de sus hojas se vuelven marrones, es que la Areca necesita de más humedad, con lo que deberías pulverizar algo de agua sobre sus hojas un par de veces al día en los meses cálidos.

Sustrato o tierra: lo más importante es que cuente con un buen drenaje.

Riego: cada 2 o 3 días en los meses cálidos, y cada 10-15 días en los meses fríos